Marian Aparicio

La dueña de esta clínica dental adquirió el piso que tenía justo al lado, que está situado en un edifico de principios del siglo XX. Nos encontramos suelos hidráulicos, molduras, ventanales y un mirador, todo original de la época. El hecho de tener componentes originales fue un verdadero regalo y a la vez un reto durante las obras. Nuestro principal objetivo fue mantener y potenciar estos elementos en la reforma; así como restaurar los techos originales y jugar con la luz natural con la que cuenta el espacio.

Para no restar protagonismo a los elementos arquitectónicos originales, incorporamos apliques de luz sencillos y adaptamos el mostrador de la recepción, integrando dentro todo el almacenaje y ocultando el contenido. Además pudimos recuperar parte del suelo original, que nos sirvió para enmarcar ciertas partes de la clínica y muestra la historia del edificio.

Como resultado conseguimos una clínica dental cálida y amable, que se caracteriza por espacios abiertos llenos de luz natural. Sobre todo, logramos que la Clínica Dental Marian Aparicio fuera única y auténtica, muy distinta de cualquier otro espacio relacionado con este tipo y con una decoración acorde con la historia de este lugar.